Una de las características que tiene Windows Phone y de la que no se habla demasiado de ella es la posibilidad de realizar acciones remotas con el teléfono desde la web de Windows Phone. Esto es válido tanto para terminales con Windows Phone 7.x como para Windows Phone 8. Así, es posible:

  • Localizar el teléfono presentando su posición aproximada en un mapa.
  • Actualizar la posición cuando nosotros queramos.
  • Hacer sonar el teléfono. Esta función viene perfecta si perdemos el teléfono entre los cojines del sofá y no hay manera de localizarlo.
  • Bloquear el teléfono. Pudiendo poner un mensaje personalizado.
  • Borrar todo el contenido del teléfono.

Gracias a estas funcionalidades y a una configuración básica de seguridad en el terminal, podemos decir que Windows Phone ofrece sin aplicaciones extras una protección bastante elevada de nuestros datos personales, ya que ante una pérdida del teléfono, es incluso posible borrar todo su contenido remotamente.

Paso 1: configurar el teléfono.

El primer paso consiste en revisar la configuración en el teléfono. Para ello iremos a Configuración y luego a Encuentra mi teléfono.

1

Aparecerán dos opciones a configurar:

  • Enviar aplicaciones a mi teléfono mediante notificaciones de inserción: Si se habilita esta opción se utilizarán notificaciones push para comunicarse con el teléfono en vez de mensajes SMS. Este método es más rápido, y además no existen limitaciones en cuanto al número de consultas de posición del teléfono. Si se usan SMS, sólo se pueden usar como máximo 15 en un periodo de 3 días. Como contrapartida, puede consumir más batería.
  • Guardar la ubicación de mi teléfono periódicamente y antes de que se acabe la batería: Si se habilita, el teléfono guardará la posición en los servidores de Microsoft cada pocas horas, y también antes de agotarse la batería. Por lo que siempre tendremos como mínimo una posición conocida del teléfono.

Una vez conocidas las opciones utilizaremos la necesaria según la necesidad. Si el teléfono no está conectado a internet de forma constante será interesante utilizar la opción de SMS, y dependiendo de la necesidad de conocer la posición del teléfono la almacenaremos automáticamente o no.

Paso 2: Uso desde la web

El primer paso es irnos a la web de Windows Phone e iniciaremos sesión con la misma cuenta que hemos utilizado en el teléfono para configurarlo. Posteriormente, nos iremos al menú desplegable, y escogeremos la opción de Encuentra mi teléfono. Accediendo así directamente a la última localización almacenada en los servidores de Microsoft en un mapa y con un circulo que indica el error posible en la localización. También se indica la dirección y la hora de la última posición almacenada. Cuidado con la hora, porque parece que se guarda con en GMT (o sea, en invierno es una hora menos que la que utilizamos).

Yo lo he estado probando y la verdad es que acierta bastante y la localización es bastante exacta. Por supuesto, el margen de error depende mucho de si el teléfono está en el interior o si está al aire libre, ya que en el último caso puede utilizar la cobertura GPS.

2

Actualizar la posición

Si sospechamos que la posición que nos muestra no es la última posición del terminal, siempre podemos pulsar sobre Actualizar. En ese momento, se envía una notificación al móvil para solicitarle la posición. Si se localiza el móvil se indica mediante un mensaje y comienza un proceso de ajuste de la posición que tarda unos segundos, para que el teléfono intente utilizar la cobertura GPS o sólo la localización gracias a las redes móviles.

Una vez localizado el teléfono, además de presentar la nueva ubicación en pantalla, se envía un correo electrónico a la cuenta configurada notificando del éxito de la localización y de un enlace para ir a la web y visualizar la localización. El correo se envía, ya que si no es posible localizar el móvil al primer intento, los servidores lo van a seguir intentando y se te notificará mediante el correo cuando tenga éxito la localización.

Hacer sonar el teléfono

Esta opción consiste en hacer que el teléfono empiece a sonar. No es igual que una llamada ya que el teléfono no usa el tono de llamada, pero el efecto es parecido. Así, se envía un SMS o mensaje push al móvil, y si el móvil responde empezará a sonar una alarma y a vibrar. Como comento, el sonido es uno predefinido y no es el tono de llamada configurado. Además se empieza a encender y apagar la pantalla. Una vez que se intenta desbloquear o tocar un botón, el sonido del teléfono se apaga. Por supuesto, en la pantalla del ordenador podrás ver si la orden de sonar ha llegado al teléfono con éxito. Desde luego, esto nos servirá para cuando tengamos el teléfono perdido en casa.

Bloquear el teléfono

Lo que tambien podemos hacer, es bloquear el teléfono y escribir un mensaje. Así, si el teléfono no tiene contraseña de bloqueo, se pedirá en ese momento y será la necesaria para desbloquearlo. Si el teléfono ya tenía contraseña de bloqueo no será necesario indicar ninguna. Además te permite escribir un mensaje que se verá en la pantalla y que sustituirá a tu foto de pantalla de bloqueo. Y por último, puedes escoger si se quiere que además de bloquearlo empiece a sonar el teléfono.

De esta manera, podemos asegurarnos que aunque no tengamos el teléfono con contraseña se la podemos poner incluso de forma remota, dejar un mensaje indicando una forma de contacto a quien tenga el móvil (si es que lo hemos perdido) e incluso hacerlo sonar para llamar la atención. Al igual que ocurría con la localización se enviará un correo cuando la acción se haya completado con éxito.

Borrar el teléfono

La acción más drástica es la de borrar el contenido del teléfono. De esta manera podemos proteger definitivamente nuestros datos personales. Así, escogeremos la opción de borrar y el sistema mostrará una ventana pidiendo confirmación. Para ello, pinchamos sobre Sí, borra mi teléfono inmediatamente y al botón de borrar. De nuevo, cuando la operación sea exitosa se recibirá un correo notificando del resultado de la operación.